El mercadeo válido es el que promueve empresas válidas

Por: Dr. Camilo Alfonso Escobar Mora ©

Fundador de JURÍDIA – Centro de Enseñanza e Investigación de Derecho Preventivo del Consumo en la Publicidad Digital

www.juridia.co

 

El mercadeo comercial del sector privado (entendido como la forma de hacer que una empresa mercantil logre demanda en el mercado en el que participa como oferente, es decir: conquiste mercado) es válido (jurídicamente) cuando promueve la empresa (mercantil) válidamente. Es decir, cuando promueve la empresa (mercantil) cumpliendo el deber ser jurídico que le aplique a esa promoción con base en la forma en la que se haga. Por eso, es válido cuando se relaciona (cuando está relacionado) con empresas (mercantiles) que coinciden con su deber ser jurídico (es decir: con empresas, mercantiles, que cumplen el derecho en cada parte y en el todo de su forma de existencia) y, en general, cuando (el mercadeo) se hace (existe) de una forma que atiende el (al) derecho (a la medida de cada caso).

 

Por eso, el mercadeo válido es la forma que hace que la empresa (mercantil) exista válidamente (jurídicamente) para que, como consecuencia, exista de una forma válida (incluido: diligente) en el (cada) mercado en el que participe como oferente. Para lograrlo, es necesario conocer la forma que tendrá, tiene y, en general, va tendiendo la empresa (mercantil) para conocer la forma en la que el derecho le aplica (procede) a cada forma en la que existe y, a la vez, es necesario atender esa forma de existencia del derecho a la medida de cada caso (es decir: a la medida de cada relación jurídica, extracontractual o contractual, según cada situación, vinculada con la empresa, tanto a nivel del ambiente interno de la empresa como a nivel de cada ambiente externo).

 

Por eso, el mercadeo (comercial) válido es la forma diligente de conocer y atender el derecho a la medida de cada forma de la empresa mercantil (es decir: a la medida de cada tiempo y espacio en el que existe la empresa mercantil) para hacer que siempre sea válida (es decir: para hacer que su todo siempre exista válidamente, jurídicamente) y, como consecuencia, se promueva válidamente (bajo la forma diligente que la empresa, válida, considere en cada caso) en el (cada) mercado relacionado con su existencia.

 

Entonces, el mercadeo válido (jurídicamente) es la forma que hace que la empresa (mercantil) exista haciendo (y/o, según el caso, permitiendo) el goce de los derechos y el cumplimiento de los deberes relacionados con su ser (a la medida de cada caso). Lo que hace que (la empresa) sea un ser válido (jurídicamente) en el mercado que, como consecuencia, hace que el mercado sea válido (jurídicamente) en relación con su ser (con el ser de la empresa válida).

 

Siendo (así) el mercado válido la forma que hace la existencia de la calidad de la vida válida (jurídicamente) en relación con la empresa (mercantil) relacionada con su ser (con el ser del mercadeo) al hacer que (la empresa) exista de una forma que hace eficacia jurídica en la empresa y ante los grupos de interés de la empresa en lo relacionado con la forma de la existencia de la empresa.

 

Y, si cada miembro de cada grupo de interés (propiamente: si cada persona que conforma cada grupo de interés) de la empresa mercantil (por ejemplo: los trabajadores, quienes a la vez son una parte de la empresa, los proveedores, quienes a la vez son una parte de la empresa cuando la representan válidamente, los consumidores, las autoridades públicas de control y la comunidad civil impactada directamente con su existencia) es diligente ante la empresa se hace un logro colectivo válido (entre la persona, existente en la condición jurídica que tenga su perfil a la medida de cada caso, y la empresa, mercantil).

 

Siendo esa la forma de la existencia del caso válido (es decir: de la relación jurídica válida). La cual es, en definitiva, la forma de la existencia de la calidad de (la) vida válida en el caso (según el caso y a la medida del caso). Siendo esa la forma en la que la empresa (mercantil) es buena jurídicamente. Creada y promovida por un mercadeo válido jurídicamente.

 

Haciéndose así formas empresariales (mercantiles) válidas que existen para el goce de los derechos vinculados con su existencia. Siendo (así) la empresa (mercantil) una forma armónica con el ambiente de la vida sostenible (lo cual incluye el que es una empresa que actúa diligentemente, jurídicamente, en relación con los reinos animal y vegetal vinculados con su forma de existencia y, en general, en relación con cada ambiente en el que existe tanto cada una de sus partes como su todo).